Ver mi tienda Mis productos Mis ventas Mi dinero Estadisticas Mis compras Preguntas y respuestas Editar cuenta Salir
Inicio Contáctanos Nosotros Portal de ayuda Términos y condiciones

1

2

3

4

5

6

7

8

9

0

q

w

e

r

t

y

u

i

o

p

a

s

d

f

g

h

j

k

l

ñ

z

x

c

v

b

n

m

,

.

-

@

cavasa
13
May
2020 | Cavasa (Candelaria Valle)

Hogares caleños perciben alzas exageradas en los precios de bienes y servicios

Cada vez que voy al supermercado alimentos como la lenteja, el fríjol, el arroz, los pancakes están $100 más caros, por ejemplo, este último producto empezó en $1950 y ahora lo compré en $2550”.

Esta es la percepción de Marta Isabel Gómez, una diseñadora caleña que confirma que hay alimentos de la canasta familiar que no han bajado de precio desde que empezó la cuarentena en el país.

Eso lo ratifica Octavio Quintero, presidente de la Junta Directiva de Fenalco, quien explicó que productos como la lenteja, arveja, garbanzos, que son importados, no tenían inventarios suficientes en el país y estos se tuvieron que reponer con compras con un dólar más caro, de ahí el alza.

“Frente al fríjol lo que sucede es que estamos en fase de siembra en este momento y por eso hay escasez”, reconoció el directivo.

Lea además: Alcalde debería retirar más facultades del Plan de Desarrollo, aseguran expertos

De acuerdo con datos de Cavasa, los granos han subido entre el 15 % y
58 %, en el último mes. “Estos aumentaron su costo y se quedaron caros, en especial la lenteja”, dijo Óliver Medina, jefe de precios.

Sin embargo, destacó que en general el abastecimiento de productos perecederos ha sido bueno en la ciudad, por lo que las frutas y las verduras han tenido precios estables en los últimos días, con algunas excepciones como la remolacha, cebolla cabezona y la zanahoria, esta última duplicó su costo por la disminución de la oferta.

Sobre las alzas en el precio del arroz, que muchas amas de casa han denunciado, el empresario José Manuel Suso comentó que nunca se especuló con el costo de este cereal y que en el último mes ha estado estable ($45.000 la arroba). “Lo que pasa es que el país no pudo hacer compras de Ecuador y Perú, primero por la pandemia y luego por el dólar tan alto”.

Agregó que la cosecha de arroz de julio y agosto tiene buena perspectiva y servirá para bajar los precios.

1,78 % es la inflación registrada en Cali entre enero y abril.

Otros productos

Las alzas en cuarentena no han sido solo en los alimentos. Los caleños han percibido aumento en el valor de los servicios públicos.

Y así lo confirmó Emcali, que dio a conocer que los más de 650.000 usuarios verán incrementos en sus facturas de abril y mayo, esta vez porque la compañía compra una parte de la energía en bolsa y allí se registraron alzas significativas que se tendrán que trasladar al consumidor.

Además, la cuarentena ha llevado al repunte de los consumos de agua y energía, lo mismo que a la demanda de otros artículos para el hogar.

Por ejemplo, una conexión a internet para estrato tres está costando, en este momento con uno de los operadores de la ciudad, $98.000 con 30 megas, más la instalación que vale $82.000, cuando hay familias que pagan televisión, internet y teléfono en $145.000.

Asimismo, la gran mayoría de productos tecnológicos están costosos, computadores, diademas, cámaras, y todo lo que se requiere para trabajo en casa. Por ejemplo, un computador de escritorio de 8 gigas de RAM, 512 de capacidad y una pantalla de 23 pulgadas no baja de $2,8 millones.

A propósito

Felix Cipriani, presidente de la Asociación Nacional de Industriales de Panadería, Anipán, explicó que el sector panificador ha tenido que soportar alzas en sus materias primas. “La harina subió 18 %, el bulto de azúcar está entre $125.000 y $130.000, los huevos pasaron de $9000 a $13.000, esos costos los hemos asumido y no hemos subido el precio del pan”.

Sin embargo, dijo que no se podría garantizar que eso continué así, “porque tenemos que rectificar costos, no lo hemos hecho por la situación que vive el país”. En la ciudad de Cali hay unas 1000 panaderías formales.