Ver mi tienda Mis productos Mis ventas Mi dinero Estadisticas Mis compras Preguntas y respuestas Editar cuenta Salir
Inicio Contáctanos Nosotros Portal de ayuda Términos y condiciones

1

2

3

4

5

6

7

8

9

0

q

w

e

r

t

y

u

i

o

p

a

s

d

f

g

h

j

k

l

ñ

z

x

c

v

b

n

m

,

.

-

@

11
May
2020 | Noticias en general

LA ‘ECONOMÍA DE LA PANDEMIA’ DISPARA PRECIOS DE ALIMENTOS

Las capitales costeñas registraron las mayores inflaciones en abril de este año.  Arroz, huevo y plátano son los productos que más suben.

La inflación en abril comenzó a evidenciar los efectos de la pandemia en las tendencias de consumo de los colombianos durante el aislamiento obligatorio.

Una mayor demanda por  alimentos como arroz, huevo, lentejas, carne de res y plátanos, los que más se consumen en el marco de una “economía de crisis o pandemia”, según explica el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, llevó  a que los precios subieran.

“Los hogares buscan la optimización de sus presupuestos y consumen productos que sean costoeficientes en la provisión de nutrientes como arroz, huevo y lenteja”, indicó Oviedo.

Los datos publicados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), dan cuenta de una variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC)del 0,16% en abril, una de las más bajas para este mes en que tradicionalmente se conmemora la Semana Santa.

Oviedo dijo que si bien la inflación es menor a la registrada en abril de 2019 (0,50%), la mayor parte de la variación la explican los precios de los alimentos consumidos en casa.

Abril fue el primer mes completo que vivieron los hogares colombianos en cuarentena y durante este el mismo el gasto se concentró en determinados productos alimenticios.

“La inflación de los productos que se consumen al interior del hogar fue del 32%, el doble del promedio nacional”, señaló el funcionario.

En contraste, los precios de otros alimentos como tomate y la habichuela registraron reducciones.

Inflación en la Costa

En el cuarto mes del año, todas las capitales costeñas presentaron datos de inflación por encima de la media nacional.

Riohacha fue la que tuvo una mayor variación del IPC con 1,04%, la más alta del país.

En Barranquilla, la inflación fue de 0,49% y de acuerdo con el boletín semanal de precios del DANE, los productos que más subieron fueron tomates Riogrande, bumangués y chonto, habichuela, zanahoria bogotana, cebolla cabezona roja, ahuyama, y fríjol verde en vaina, banano Urabá y criollo y papa criolla sucia.

Impacto del dólar

Oviedo dijo que el alza en los precios de productos de río y mar, que tienen alta demanda en Semana Santa, se debe al comportamiento de la tasa de cambio que subió, ya que una buena parte del  volumen que se consume en el país es importado.

Otro producto que subió de precio fue la arveja verde seca importada y de acuerdo con los comerciantes, esta situación se debió a una mayor demanda, ya que muchos entes gubernamentales están comprando mercados para regalar a la población más vulnerable en el marco de la emergencia sanitaria producida por  la COVID-19.

También subieron los precios mayoristas de frutas como la mora de Castilla, la uva importada y la patilla.

Menor consumo

Se encontró que en otros productos como bebidas alcohólicas y tabaco no presentaron variaciones significativas en los precios al igual que los almuerzos fuera del hogar que se relacionan directamente con la medida de aislamiento que impactaron las interacciones sociales.Riohacha registró la inflación más alta del país en abril

En el monitoreo realizado por la Cámara de Comercio de La Guajira, durante la semana del 27 de abril al 3 de mayo de 2020, se encontró que se registraba normalidad en el abastecimiento de productos alimenticios en los principales supermercados, almacenes de cadenas, depósitos y tiendas de barrio del Distrito Riohacha, Maicao y Fonseca. No obstante, algunos establecimientos de comercio manifiestan algún grado de escasez en productos como huevos, verduras, enlatados, entre otros.

Riohacha fue la ciudad del país con la mayor inflación en abril de este año con 1,04%, de acuerdo con el DANE y el producto con el mayor aumento en el precio fue el huevo con un 37,6%. Le siguen la cebolla con un 26,9% y el queso con 8,31%. Durante la cuarentena muchos productos han subido de precio, especialmente el huevo que estaba entre $8.000 y $9.000 el cartón de 30 unidades y se vende entre $12.000 y $17.000.

La cebolla que antes estaba en $2.000, ahora se consigue entre $2.500 y $3.000. Consumidores dicen que  la harina de trigo subió de $1.200 la bolsa a $2.300 y el queso, de $8.000 a $10.000. Algunas frutas también han subido al igual que la papa, cuya libra estaba en $800 y ahora está en $1.200.Precio del limón se dispara en Sincelejo

El precio de un limón evidencia la ‘acidez’ de lo que ha representado la pandemia para Sincelejo. La capital sucreña figura entre las 10 del país donde creció más la inflación, con un 0,49%, y ello se refleja en las alzas de los precios de productos de la canasta familiar. Las amas de casa se quejan de que en la Plaza de Mercado, la principal central de abastos, es donde se registran los precios más altos de algunos productos en comparación con los que tienen los almacenes de cadena y las ventas ambulantes que recorren los barrios.

Los precios más altos los tienen productos como huevos, limón, tomate, cebolla y ajo. Mientras una canasta de huevo con 30 unidades cuesta en el mercado hasta $12.000, en las grandes superficies hay variedades entre los $8.500 y los $10.000. El alza más evidente es la de un limón que vale $250, mientras que los “carretilleros” los venden a $150; la libra de tomate en $2.200 y la de cebolla en $2.800, mientras que una cabeza de ajo puede llegar a costar $1.200 y antes de la pandemia estaba entre $600 y $700.

En cuanto a productos desinfectantes, comienzan a escasear en las grandes superficies de Sincelejo, solo los hay en una y a precios muy cómodos, de allí la masiva concurrencia a este.Frutas comienzan a escasear

La directora de Fenalco, Magdalena, Angélica Silva, dijo que en Santa Marta se evidencia un IPC mayor a la media nacional (0,37%), en el cual los productos como arroz, huevos, limón, cebolla, quesos y lácteos, han mostrado la mayor variación.

Indicó que dada la dependencia de traer muchos alimentos del interior del país al Magdalena, «también se observa aumento de precios o escasez de productos como verduras, hortalizas y algunas frutas». Carlos Alzate, mayorista en la central de abastos señaló que hasta la semana anterior hubo sobreprecio en frutas como lulo, tomate de árbol y maracuyá, sin embargo en el decurso de la semana han bajado de valor. Destacó que el tomate de cocina que llegó a costar $2.500 hoy está en $1.000 y la papa de $1.000 disminuyó a $750.

Fenalco dice que a pesar de la escasez y altos costos, los establecimientos comerciales de distribución de alimentos hacen esfuerzos para garantizar el abastecimiento.

El HeraldoIntermediarios contribuyen a los aumentos en Córdoba

Para los pequeños productores de Córdoba, la intermediación en la compra de alimentos de la canasta familiar, es la principal causa del aumento de la inflación que registra Montería.

Es la quinta ciudad de la Costa Caribe en el ranking del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y abril de este año tuvo un 0,47%. Rosmy Rojas Luna, presidente de la Asociación Departamental de Usuarios Campesinos de Córdoba (ANUC), dice que una de las causas del deterioro en la capacidad adquisitiva de la población, especialmente a las zonas campesinas, radica en que pequeños productores han sido relegados por los intermediarios.

“Es algo fácil de explicar; por ejemplo, los productos del campo como los huevos, la leche, la yuca, el ñame, el arroz, entre otros son pagados al campesino a precios bajos, pero luego los revendedores aumentan el valor en las plazas de mercado sin que exista un control realmente riguroso, lo que deja a la población sin capacidad para pagar por la misma cantidad de productos que solía adquirir”, indica.

Asegura que el alza de la inflación es una situación palpable en la actualidad de su gremio, donde “cada vez se perciben menos ganancias, pero se tienen más gastos”, dice. Aunque Córdoba es un gran productor de alimentos, consumidores han denunciado los costos abusivos de algunos productos básicos de la canasta familiar, especialmente durante la cuarentena por la COVID-19. “Todo ha subido, las verduras, los granos, las proteínas, por ejemplo una canasta de huevos que antes costaba $8.000, hoy en día se consigue a $12.500; una situación similar ocurre con el queso, que pasó a $18.000 el kilo, antes estaba a $14.000.

En la lista de productos encarecidos también figuran el tomate chonto y la cebolla  de cocina, que actualmente tiene un precio de $2.200 la libra, $1.000 más que el valor que tenían antes de la cuarentena.Varios productos de mar también subieron

Abril no fue un mes buen mes para los cartageneros en materia de costo de vida.  En la ciudad, que según el DANE registró una inflación de 0,40% el mes pasado, los consumidores habituales del mercado de abastos reportaron escala alcista en productos básicos como el arroz, los huevos, el queso y artículos para el aseo y la higiene personal.

En la capital de Bolívar, con 32 personas fallecidas por coronavirus, el valor del kilo de arroz subió de $3.800 a $4.100, la unidad de huevo que antes costaba $250 pasó a $500 en el último mes, el kilo de queso subió de $12.000 a $17.000 y $18.000, al igual que el de mojarra roja que aumentó de $10.000 a $14.000.

Un muestreo entre habituales compradores de tiendas de grandes superficies mostró hay escasez de productos como el atún, jabón antibacterial y otros artículos para el aseo. En cambio, los que acostumbran a comprar a los carretilleros por las calles de la ciudad reportaron un descenso en el valor de la “mano” de plátano: de $2.000 a $1.500.Valledupar, la segunda con mayor variación del IPC en abril

Los productos de la canasta familiar que tuvieron un elevado precio durante las dos primeras semanas de la cuarentena en Valledupar fueron el huevo y el tomate, según reportó la secretaría de Agricultura del Cesar que viene haciendo una evaluación del comportamiento de los costos de alimentos en este departamento en medio de la emergencia sanitaria.

La capital del Cesar fue la segunda con mayor inflación en abril de este año, de acuerdo con la información del DANE. La variación del IPC en esta ciudad fue de 0,70%. Wilson Solano, secretario de Agricultura seccional, indicó que “cuando comenzó el aislamiento preventivo obligatorio y la emergencia, el pánico que esto generó en la población ocasionó que la gente saliera a abastecerse de una manera exagerada, y esto provocó que hubiera una sobredemanda en productos como el huevo, que alcanzó a costar la canasta hasta en 25 mil pesos, pero hoy está en un valor promedio de 8.900 pesos, ya se regularizó; eso también sucedió con la caja de tomate que llegó a encontrarse en alrededor de 18 mil pesos, ahora ha bajado más, y el cebollín que tuvo un aumento del 125% en esas dos primeras semanas de la declaratoria de cuarentena, digamos que fue donde más se sintió el impacto”.

 Señaló que “como secretaría de Agricultura venimos haciendo unas visitas semanales en Valledupar a la central de abastos y el mercado público precisamente donde hacemos sondeos de precios y tomamos como base para comparar los que el Dane también monta en sus plataformas, y al hacer esa comparación hoy encontramos que la mayoría de los productos están igual o por debajo de los valores que muestra este organismo”.

Fuente y autor: https://www.elheraldo.co/economia/la-economia-de-la-pandemia-dispara-precios-de-alimentos-724168