Publicar anuncio Ver mi tienda Mis productos Mis ventas Mi dinero Estadisticas Mis compras Preguntas y respuestas Editar cuenta Salir
Inicio Contáctanos Nosotros Portal de ayuda Términos y condiciones
Septiembre 07 de 2019

Uno de los muchos comerciantes que se enfrentan al dilema de desaparecer si no existen en internet….

Los pequeños y medianos comerciantes y productores hoy en día se enfrentan a un dilema:
Todo el tiempo los están bombardeando con el tema de transformación digital y de comercio digital :

«Si no entras desaparecerás», «si no te actualizas morirás»,»Desde la web, vendes más…», «Internet es todo.», etc…

Hoy quiero hablar del caso de Roberto Villa, un amigo de un amigo, con el que tuve la oportunidad de profundizar con su historia y conocer cómo llegó al marketplace LaMayorista…

Roberto tiene una comercializadora de frutas muy exitosa hace 30 años, la heredó de su padre, en un barrio estrato medio de una ciudad intermedia de un país latinoamericano.
Roberto tiene 43 años, es casado con Yuli, tiene 2 hijas, Catalina de 12 años y Verónica de 23.

1 de las 3 sucursales de Roberto

Toda la familia trabaja en la comercializadora, es parte integral de su vida y todos los días, de lunes a viernes empiezan desde las 2 am, compran la fruta que revenden y abren sus locales verificando que sus empleados y productos esten bien y listos; Esa es la rutina diaria que ama Roberto y Yuli.

Roberto terminó su educación secundaria, no estudió en la universidad, porque necesitaba dedicar todo su esfuerzo y tiempo a ayudarle a su papá en la comercializadora de frutas y verduras.

Pero no te confundas, Roberto es muy inteligente, muy estudioso y hasta hace 2 años estaba suscrito al país, un periódico local, pero hoy en día revisa en internet información de noticias locales en (elColombiano.com) , del país en (eltiempo.com), de latinoamérica en (bbc mundo) e internacionales en (bbc internacional y Cnn).


Roberto es un innovador y un estudioso sin titulo!

Un viernes en la noche Roberto estaba con Yuli, Veronica y su novio Jaider, tomando unos rones, oyendo música, comiendo asado y le dice Jaider :

Rober! tu deberías pensar en montar una página de internet para tu negocio, mira que ya tienes 3 locales, te ha ido muy bien; Si no entras a la era de internet te van a barrer; El futuro de tu negocio y de tu familia está en riesgo. Roberto presionó levemente la mano de Yuli, y Yuli que lo conoce bien sabe que esto le ha dado vueltas hace tiempo, lo ha visto constantemente mirando programas de Cnn de Andrés Oppenheimer y de Cnn en español. Roberto cambio el tema a Jaider, pero Yuli sabía que su Roberto estaba preocupado.

El lunes en la madrugada, Yendo al trabajo le dice a Yuli, tengo un dinero ahorrado, y Jaider tiene la razón, si no entramos nos quedamos afuera; Tomemos el riesgo y montemos una página en internet.

Investigan y la página básica, para vender los productos les costaba US $ 5.000. – Entonces Roberto le dice a Yuli que debían investigar más y conseguir algo más favorable, investigaron otro mes y los precios en todas partes eran parecidos. Por consiguiente decidieron esperar un poco.

A los 3 meses , después de haberse reunido e investigado, vieron 6 opciones, y todas por el estilo; Al final volvieron donde los primeros y contrataron el desarrollo, el cuál quedó listo a los 4 meses.

Este sitio permitía exponer los productos junto con un buscador y carrito de compras para que la gente escogiera los productos, comprará y pagará!!!, Catalina y verónica sus hijas eran quienes lo gestionarían día a día.

Entonces empezaron, montaron los productos y abrieron sus puerta online! Algunos clientes compraron en el primer mes, estaban muy entusiasmados, pero otros se quejaban porque no les respondían a tiempo y no les llegan los productos comprados (El sitio lo administraban sus hijas pero estas olvidan ingresar diario a hacer sus tareas o en ocasiones no sabían como hacerlo de la mejor manera) .

Transcurridos 3 meses no despegaba el canal virtual del que tanto éxito les habían hablado, y no entendían porqué; Se dirigieron donde los que hicieron la página, revisaron y estaba perfecta….

En este momento ya le han invertido al tema entre desarrollos, tiempos de las hijas, publicidad y logística unos US $ 10.000, y nada que empezaban a ver los resultados esperados…

Finalmente a los 6 meses, luego de haber invertido US $15.000 Roberto frustrado cierra la página y pensó…“Hubiera abierto otra tienda física, o me hubiera comprado el otro camión que necesitaba, Que mal decisión”

A los días estaban en una comida con Stefanía, una nueva amiga de Verónica que estudiaba Mercadeo y Comercio electrónico, y tenía fresco el tema porque justo lo estaban viendo en su universidad.

Le cuentan a Stefanía su triste historia, orgullosa pero humilde, les hace una serie de preguntas:

  1. A la tienda electrónica le dedicaron el mismo cuidado que a sus tiendas físicas?
  2. La revisaban todos los días?
  3. Cuando les pedían algo respondían de inmediato (por chat, teléfono , o correo)
  4. Las personas tenían claro cuándo les entregaban los productos?
  5. Tenían claro cómo iba a ser la logística de entrega?
  6. Estaban pendientes de entregar los pedidos a tiempo?
  7. Conversaban con sus clientes para ver cómo se sentían antes, durante la compra y luego de la compra?
  8. Administraban las redes sociales diario?
  9. Invirtieron publicidad en su tienda virtual?
  10. Trabajaron el SEO y SEM de su sitio?

En pocas palabras, ¿le dedicaron al comercio electrónico la misma atención, cariño y recursos que a las tiendas físicas?

Stefanía al ver que las respuestas no fueron positivas evidenció que a Roberto le había pasado lo mismo que le pasaba a la mayoría de personas que pensaban que un sitio en internet era sólo comprarlo y ya, entonces, les recomendó que no perdieran tiempo ni más dinero y los motivó a hacer parte de en un MarketPlace, lo cuál en pocas palabras es un centro comercial virtual, donde se reúnen diferentes vendedores y compradores en un sitio de comercio electrónico administrado e impulsado por profesionales que invierten su conocimiento, dinero e infraestructura virtual.

Y de esta forma Roberto y su familia se podrían dedicar a lo que se debían dedicar, a lo que sabían hacer y en lo que tenían experiencia….

Roberto siguió indagando con Stefanía cómo funcionaba el comercio electrónico y cómo era el sistema de comercialización en internet. Ella le explicó todo lo necesario sobre e-commerce, community manager, estrategias virtuales, SEO, SEM, big data, inteligencia artificial, market place y páginas web.

Al final de una hora de trabajo Roberto logró entender cómo es que funciona el sistema de comercio en internet y se dio cuenta que haber abierto una página web para comercializar sus productos sin haber tenido en cuenta todos los factores que esto implicaba era una pérdida de tiempo y de dinero, lo que efectivamente le sucedió.

Stefanía le contó que actualmente existen muchos marketplace’s, cada uno en distintos segmentos que van desde la venta de vehículos, ventas de retail y que recientemente llegó un marketplace relacionado con el mercado al por mayor de frutas, verduras, ganadería y en general todo tipo de mercancías llamado «LaMayorista.com«GRATIS

De acuerdo con lo que Stefanía le contó Roberto, este decidió ingresar al mundo del comercio digital a través de un marketplace, eligiendo vincularse al nuevo marketplace lanzado en la ciudad de Medellín Colombia denominado lamayorista.com

El cual según Stefanía viene tomando fuerza gracias a su propuesta innovadora en el modelo de hacer negocios de forma virtual sin olvidar la no virtual.

Según Roberto, «Lamayorista.com le ha permito anunciar de manera gratuita sus productos, los cuales son visualizados cada día por más de nueve mil personas, y cuando alguien está interesado en sus productos lo contactan directamente a través de WhatsApp y entre el interesado y Roberto empiezan a negociar las condiciones básicas del negocio, lo hacen directamente, sin intermediarios…» algo que a Roberto le ha encantado porque puede hablar directamente con los productores (Sus proveedores) o con los tenderos o restaurantes (Sus clientes).

Roberto Villa

Roberto manifiesta estar feliz y desde que ha empezado a anunciar en lamayorista.com ha recibido nuevas ventas, clientes y ha logrado encontrar más de 15 nuevos proveedores, todo lo anterior sin invertir un solo centavo, solamente subiendo sus fotos y la información de contacto necesaria.

Un mes después de la última conversación entre Stefanía y Roberto se volvieron a encontrar, la reunión giró en torno a lamayorista.com, donde Roberto le contó a Stefanía que su negocio a nivel virtual ahora sí estaba despegando, que estaba muy agradecido por la información que ella le dio sobre esta plataforma y le contó algunas de las nuevas ventajas que tenía:

  1. Vender 24 horas los 7 días de la semana.
  2. Recibir dinero de forma virtual por medio de (Código QR, Tarjetas de crédito, Transferencia bancaria, Baloto y hasta en efectivo)
  3. Ventas contado y no a crédito
  4. Cero gastos en vendedores y viajes.
  5. Aumento de clientes y proveedores
  6. Mejor comunicación y fidelización con sus clientes y proveedores.
  7. Ventas y compras directa sin intermediarios.
  8. Mejores precios

_________________________________________________

En la anterior historia logramos evidenciar como Lamayorista.com es uno de los marketplace’s que están ayudando no sólo a Roberto si no a todos los usuarios que desean tener su tienda en línea exitosa totalmente gratis y sin preocuparse por los doble clic’s que se tienen que tener en cuenta al momento de abrir las puertas online; Permitiendo el acceso a las ventajas del internet a los productores, campesinos, fabricantes, importadores, emprendedores, comercializadores y demás…

El internet es una herramienta inclusiva, está diseñada para todas las personas, para todo el público y sectores, sin embargo se debe saber buscar cual es el espacio o eslabón en el cual el empresario debe estar y por ello plataformas como lamayorista.com existen para darles esa facilidad, la de poder atender la demanda del comercio virtual sin incurrir en costos y preocupaciones.

Escrito por: Sebastián Garcés López