Publicar anuncio Ver mi tienda Mis productos Mis ventas Mi dinero Estadisticas Mis compras Preguntas y respuestas Editar cuenta Salir
Inicio Contáctanos Nosotros Portal de ayuda Términos y condiciones
Agosto 19 de 2019

Utilizar logos de marcas ajenas en la publicidad no implica infracción de derechos marcario

El titular de un registro marcario no puede prohibir a un tercero hacer uso de su marca o signo distintivo, siempre que el mismo se haga con fines de información al público y de buena fe, sin afectar los derechos de los consumidores en cuanto a confusión o inducción a error respecto al origen empresarial de los bienes y servicios que se están identificando, precisó la Superintendencia de Industria y Comercio.

Lo anterior significa el derecho que tiene, por ejemplo, un vendedor de repuestos de carros de colocar en la publicidad los logos de marcas de automóviles de las cuales comercializa, con el fin de que el consumidor conozca los tipos y clases de vehículos, sin que ello implique infracción de los derechos marcarios de los titulares de los logos.

Así las cosas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 157 de la Decisión 486 del 2000, el uso de una marca ajena debe hacerse de buena fe, sin constituir uso a título de marca, limitarse a propósitos de identificación o de información y no ser capaz de inducir al público a confusión sobre la procedencia de los productos o servicios.

De la misma manera, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina ha señalado que deben presentarse de manera concurrente los siguientes requisitos:

Que se haga de buena fe.

Que no constituya uso a título de marca.

Que se limite a propósitos de identificación o de información.

Que no sea capaz de inducir al público a confusión sobre la procedencia de los productos o servicios.

Por lo tanto, esta limitación al titular de no poder impedir que terceros de buena fe hagan uso de los registros que están a su nombre no confiere a los terceros el uso de la marcas de otros titular sin restricción alguna, indicó la entidad.

Simplemente establece que en casos meramente informativos para los usuarios se podrá hacer uso de ella, en tanto no se afecten los derechos ni de los consumidores ni del propio titular.

Corresponde a cada particular examinar si el uso que pretende hacer de un signo distintivo ajeno cumple o no con las condiciones mencionadas, pues de lo contrario deberá obtener autorización expresa por parte del titular antes de usar el logo o marca y evitar actos de infracción de registro marcario.

Superindustria y Comercio, Concepto 17401465, Ene. 17/18
http://legal.legis.com.co/document/Index?obra=legcol&document=legcol_75992041ada4f034e0430a010151f034

https://www.ambitojuridico.com

ART. 157.—Los terceros podrán, sin consentimiento del titular de la marca registrada, utilizar en el mercado su propio nombre, domicilio o seudónimo, un nombre geográfico o cualquier otra indicación cierta relativa a la especie, calidad, cantidad, destino, valor, lugar de origen o época de producción de sus productos o de la prestación de sus servicios u otras características de éstos; siempre que ello se haga de buena fe, no constituya uso a título de marca, y tal uso se limite a propósitos de identificación o de información y no sea capaz de inducir al público a confusión sobre la procedencia de los productos o servicios.
El registro de la marca no confiere a su titular, el derecho de prohibir a un tercero usar la marca para anunciar, inclusive en publicidad comparativa, ofrecer en venta o indicar la existencia o disponibilidad de productos o servicios legítimamente marcados; o para indicar la compatibilidad o adecuación de piezas de recambio o de accesorios utilizables con los productos de la marca registrada, siempre que tal uso sea de buena fe, se limite al propósito de información al público y no sea susceptible de inducirlo a confusión sobre el origen empresarial de los productos o servicios respectivos.